¿CÓMO DESARROLLAR EL PENSAMIENTO POSITIVO ENTRE NUESTROS COLABORADORES? (publicado en el diario Gestión – 05/01/2017)

CompatirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

blog-javier

Dr. Javier Alva García
Vicepresidente Corporativo de Marketing de la USIL
Coach ontológico sénior certificado por Newfield Network

Un empleado feliz es un trabajador más productivo. Así lo han demostrado diversas investigaciones que indican que los empleados felices son 88 % más  productivos que los que poseen una actitud negativa. Y es que mantener una actitud positiva nos permite ser más creativos al enfrentar dificultades, evitar conflictos y no encerrarnos en nuestros problemas. ¿Cómo pueden las empresas cultivar el pensamiento positivo entre sus trabajadores?

Cuando sentimos que algo es nuestro propósito, como puede ser nuestra pareja o hijos, lo cuidamos, lo protegemos y nos alegramos de sus logros. Por eso, un primer paso para mantener empleados felices y productivos es hacerlos sentirse como si la empresa fuera un proyecto suyo y que de ellos depende su éxito. El sentirse responsables de participar en el producto o servicio final que se le ofrece al cliente los hace más comprometidos. Para ello, es importante que sepan qué hace la empresa en cada etapa y cómo su trabajo contribuye al resultado final.

Un segundo paso es proponerles nuevos retos y sacarlos de su zona de confort. La monotonía lleva a la desazón y, poco a poco, a la infelicidad. Nuevos retos implican una renovación de nuestra forma de pensar y a la vez mayor aprendizaje, esto último es muy valorado entre los trabajadores.

Sea un buen líder motivador. Un líder no es quien lleva todo el peso y la carga de problemas solo, sino quien sabe buscar una solución con apoyo de todo su equipo y comunica siempre las buenas y malas noticias. Su forma de hablar –aunque se traten de problemas o correcciones- siempre debe ser positiva y motivadora, las quejas no contribuyen en nada.

Elimine de raíz los comentarios negativos sobre jefes y colaborares en su empresa. Lo peor que puede haber en un ambiente de trabajo son los murmullos, las intrigas y las calumnias. Estas actitudes negativas generan ambientes poco colaborativos y pensamientos individualistas entre las personas. Si hay que llegar a separar a un trabajador que genera pensamientos negativos; no lo dude, será un bien necesario para todo su personal.

Finalmente, usted mismo practique el pensamiento positivo en su vida.  La gente reconoce a las personas positivas y quiere estar siempre cerca de ellas. No viva fijándose en lo que podría salir mal, sino en lo que saldrá bien. Sus colaboradores serán felices en la medida en que usted será feliz. Empiece usted el cambio.

Artículo publicado en el diario Gestión el 5 de enero de 2017.

2017-01-0501019400115156070_1

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *