Marketing Personal: Quién Dice que no puedo desarrollarme como marca

CompatirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Especialmente preparado para Ti

– Papá, ¿tú crees que los chicos te prestan atención cuando les hablas de la marca personal? Lo único que quieren saber es cómo ser el más vivo de la clase. Me respondió mi hijo Sebastián, quien tiene quince años, cuando le contaba que dicto charlas de “marca” entre alumnos de 4to y 5to de secundaria en colegios.
Y, tú, ¿qué piensas?

Artículo
Dr. Javier Alva García
Profesor de la Escuela de Postgrado de la Universidad San Ignacio de Loyola
Especialista en Marketing Educativo, Relacional y Personal
Coach Ontológico – Certificado por Newfield Network
 
 

La marca es tu nombre

“Una de las palabras más aceptadas como el término de moda del marketing es Branding o Marca. Todos estamos convencidos de que construir una marca importante para su producto o servicio es la única manera de sobrevivir en este entorno sobresaturado de ofertas”. – Al Ries y Laura Ries

evento6_600x450_nota_2

Con esta frase estos dos famosos autores de marketing iniciaban el prólogo de su libro “Las 22 leyes irrefutables de la marca”. El concepto de marca se escribió hace mucho tiempo atrás y hoy no solo se tiene en cuenta para los productos y/o servicios que ofrecen las empresas, sino, además, las personas lo vivimos en el día a día. Y claro no solo me refiero a los famosos, como Brad Pitt o Angelina Jolie; sino a cualquiera de nosotros los mortales: al estudiante, al universitario, al profesor de la clase, al jugador de futbol.

Ya debes de saber que James Rodriguez es mediocampista, que tiene 23 años y disfruta de contratos multimillonarios con el Real Madrid y con la famosa marca Adidas. Y sus fanáticos no están únicamente en los estadios, también abundan en las redes sociales. El deportista colombiano es usuario recurrente de redes como Facebook, Twitter e Instagram, en las cuales comparte contenido para sus seguidores. Lo que ha hecho que millones de personas estén al pendiente de su vida y carrera deportiva. Estos son los números de seguidores de James: 3 millones 947,520 en Twitter, 3 millones 121,074 en Instagram y 15 millones 75,332 likes en Facebook.

James tiene una marca potente y su mayor fortaleza es ser un súper futbolista. Ha sido designado como el hombre más sexy del año 2014 por la revista People en español y aparece en la portada de la última entrega de esta publicación mensual, en la cual también hay una entrevista con su esposa, Daniela Ospina, quien señaló que el colombiano “es un hombre muy atractivo, muy completo”, pero lo que más le gusta de él “es su manera de ser, su personalidad”.

“Sigue siendo el mismo. A él lo que más lo caracteriza es la humildad”, afirmó la madre del jugador, María del Pilar Rubio, en declaraciones ofrecidas a la misma revista, en las que resalta además que el futbolista “no se ha dejado impresionar” por los contratos millonarios.

Y esto es su marca como puedes ver. Y, tú, ¿estás desarrollando la tuya?

¿Por qué tienes que desarrollar tu marca personal?

Muchos factores determinan quien eres. Uno de ellos es la genética. Por lo general, creemos que la genética juega un papel secundario en la constitución de una persona, sin embargo, hay algunas cualidades y características que recibimos al ser creados y eso es maravilloso.

A veces nos ocurre que algo no nos gusta de nosotros mismos. Somos gorditos o flacos; altos o bajos; somos cortos de vista o no; y otras características físicas con las que nacemos y tenemos que aceptar; además, también hay cualidades psicológicas que marcan lo que somos, como tener un carácter fuerte o paciente; ser extrovertidos o introvertidos; muy hábiles para los números o artistas de las palabras. Cualidades con las que hay que aprender a vivir, prestando mucha atención a la que nos hacen débiles y enfocándonos en las que son nuestros puntos fuertes.

Hace poco escuche a una profesora reprender a un adolescente con la siguiente frase: “Cualquier chico a tu edad sabría pedir disculpas a sus compañeros”; el chico, con firmeza, le respondió a la maestra, “Profesora, acepto mi falta. Pero no soy cualquier chico, soy Oliver Lozano”. Sin duda este joven tenía una imagen muy positiva de sí mismo y una autoestima muy alta, y este es un aspecto importante en la definición de quiénes somos. Una buena imagen personal nos permitirá alcanzar el éxito y ver cada oportunidad, positiva o negativa, como parte de nuestro crecimiento.

Un tercer factor que determina quiénes somos son nuestras experiencias de vida. Desde que nacemos hay sucesos que han marcado cómo nos desenvolvemos hoy en el mundo. Si bien no escogemos todas nuestras experiencias, sí elegimos muchas de las que tenemos ahora. Elegimos quiénes serán nuestros amigos, gestionamos el enamoramiento y quien será el afortunado(a), si vamos o no a hacer ejercicio, y qué queremos estudiar. No podemos deshacer nuestro pasado, pero si reprogramarnos con experiencias nuevas y depende de nosotros la experiencia que queremos pasar.

Todavía más importante que escoger nuestras experiencias de vida es decidir qué actitudes tendremos en cuanto a estas experiencias. No somos los arquitectos del mundo que vemos a nuestro alrededor, pero sí edificamos nuestro mundo interior, y eso dependerá de nuestra actitud. Si es positiva o negativa, expectante o vacilante, abierta o cerrada, es solo decisión nuestra, y no del entorno; y eso definirá si vamos hacia el éxito o el fracaso. Siempre nos debe acompañar una actitud positiva y una sonrisa en nuestro rostro, pues eso dará qué hablar.

El quinto factor y el que más depende de nosotros mismos son nuestras amistades. No por algo la sabiduría popular ha acuñado el dicho de ‘dime con quién andas y te diré quién eres’; el día a día con la gente más cercana a nosotros va moldeando poco a poco nuestra personalidad. ¿Acaso no has agregado a tu vocabulario ciertas palabras que dicen tus amigos?, o ¿has empezado a leer ese libro por consejo de un amigo o amiga? Por ello, escoger hoy amistades que sean una buena influencia para nosotros será fundamental para definir positivamente quiénes seremos de acá a cinco años o toda una vida.

Conociendo estos factores, podrás autoconocerte y este es el primer paso para desarrollar tu marca. Saber dónde estás, a dónde vas, qué tienes y qué necesitas son los insumos para gestionarla.

Entonces, para construir tu marca personal detecta cuáles son tus principales fortalezas. Pero, no se trata solo de ser el mejor en matemáticas o el primer alumno de la clase, todos tenemos algo que nos diferencia. Soy atento y gentil; soy futbolista; me gusta la música y toco la batería; soy buen dibujante; soy creativo; en fin… Luego determina cuáles son tus objetivos profesionales. Tienes hoy que mirar el futuro con ganas y con pasión, y decir ESO QUIERO SER. Un buen abogado, un súper marketero, el mejor publicista, el mejor músico o, quizás, quiero poner mi propia empresa. Y cuando decidas que ser y hacer ponle nombre y apellido. Diferénciate del resto, si quieres ser abogado, define si quieres ser un Abogado de Empresa, o un Abogado de Familia, el mejor de Marketing Digital o el mejor en Marketing Educativo o Comercial.

Estrategias para difundir tu marca personal

¿Ya leíste como James Rodriguez difunde su imagen personal? Así como él, tú también debes utilizar Facebook, YouTube, y todos los medios digitales a tu alcance. Y ten siempre presente que todo lo que pones en redes (fotos o comentarios) lo observa todo el mundo y eso que pones precisamente te acompañará toda tu vida: los triunfos en deportes; los paseos con amigos o familiares; esas experiencias de vida agradables de los buenos momentos que son para difundir. Además, también es bueno colgar o comentar sobre los éxitos de nuestras amistades para que también se vea quiénes nos acompañan en el día a día.

También debes empezar a hacer networking o lo que también se conoce como redes de contacto. Una tarjeta por día tiene que ser tu objetivo personal y, así, tendrás 365 contactos nuevos en un año: la tarjeta personal de los papas de tus amigos, la tarjeta personal del mejor publicista que conoces, del rector de la Universidad, en fin, 365 tarjetas que en algún momento serán tu red de contactos profesionales.

Lo que sé ve, lo que se escucha y lo que se percibe

No olvides que siempre debes de tener contigo una tarjeta personal. Tu aspecto siempre tiene que ser el de un triunfador. Recuerda que el primer contacto con una persona es el más importante y no tendrás una segunda oportunidad para impresionarla. Me ha pasado que conversando con alguien, me doy cuenta que el tono de su voz es suave, su entonación no es clara, a veces no se entiende lo que dice y se expresa con un vocabulario terrible. Que no te pase esto. Habla siempre claro, entona bien las palabras y cuida tus frases. No te ha pasado que cuando conversas con un amigo sientes que está triste o desmotivado. Bueno todo esto se percibe, por lo tanto ocúpate de la imagen que perciben de ti.

Tendrás que reflexionar…

Tengo que desarrollar mi marca personal para saber lo que quiero, para ser conocido, para ser competitivo y para ser elegido. Ya te preguntaste, ¿cuáles son tus limitaciones?, ¿cuáles son tus valores?, ¿qué está pasando contigo hoy? Ya evaluaste, ¿qué estudiarás en la Universidad?, ¿cuáles son tus metas?, ¿cuáles son tus principales fortalezas? y ¿en qué tienes que mejorar?

Ten objetivos claros

Pregúntate, ¿dónde estaré en cinco años?, ¿hasta dónde puedo llegar? y ¿qué necesito para llegar? Una marca personal es la creación y gestión de nuestro propio perfil, como si se tratara del marketing de una empresa. Actualmente, construir su marca es la tarea que todo joven con aspiraciones debe realizar para avanzar en su futuro y trazar las metas que desde ya quiere alcanzar, tanto a nivel personal como profesional.

El objetivo principal de construir tu marca personal es dejar tu huella en los demás. Para ello, debes buscar diferenciarte del resto, y hacerte visible ante los otros, en tu grupo de amigos, entre tus profesores, a través de tus habilidades personales, en lo qué te destacas, defiendo claramente tus objetivos, y resaltando siempre el valor que tienes como persona ante los demás.

Construir desde tu etapa escolar tu propia marca personal te permitirá conseguir liderazgo durante tu próxima etapa universitaria y un mejor desarrollo social, lo que posteriormente se traducirá en mayores oportunidades de trabajo, pues serás recordado e inspirarás confianza a las empresas.

Construir tu marca personal te permitirá:

Conocerte mejor para ser tú mismo.
Inspirar confianza para ser recordado.
Definir tu objetivo personal.
Crear una estrategia para conseguirlo.
Ser tenido en cuenta, ser elegido.

Y, ahora, ¿estás dispuesto a desarrollar tu marca personal?

¡Te invito a hacerlo!

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *