Estoy enamorad@: ¿Qué hago para que me diga sí?

CompatirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
 DESCARGA1DESCARGA2
 

Muchos amigos y amigas me han comentado sobre sus relaciones afectivas y, casi siempre, su principal problema es no saber cómo acercarse a esa persona que les parece especial para iniciar un nuevo romance. “¿Y si me dice que no?”, es su principal preocupación. Y les digo, “si dice que no, la relación se queda allí, pero que pasa si dice sí”. Lo mejor es acercarnos más a esa persona especial y conocerla un poco más antes de dar el paso de entablar una relación formal. En este artículo, trato de lo que queremos ambos géneros, que nos satisface y complace.

Quizá nos ha pasado que nos encontramos con una persona que nos parece especial y no sabemos de qué forma actuar, qué decir y cómo tratarla, en ese preciso instante en que está frente a nosotros. Y mientras más nos ilusionamos, nos surgen nuevas dudas: ¿cómo me ve?, ¿le seré interesante?, ¿cuánto tiempo debo esperar para decirle que me gusta y manifestarle mis sentimientos?; y, cuando estamos a un paso de declararle nuestro amor, surge la angustia de saber si seremos aceptados con un sí o, simplemente, rechazados.

¿Quién nos puede decir cuándo es el momento ideal para declarar nuestro amor? ¿Qué acciones debo desarrollar previamente para alcanzar el anhelado sí? El drama por lograr la aceptación puede culminar en un episodio romántico, que acreciente nuestra ilusión por el amor, o en una tragedia en la que somos rechazados y nos preguntamos, ¿en qué fallé para que me diga que no?

Y es que naturalmente no somos expertos en el arte del cortejo y el enamoramiento, y tendemos a actuar de forma empírica, muchas veces con resultados desfavorables. Por ello, para saber qué acciones son válidas para desarrollar durante esta primera etapa del amor, preparé una encuesta en la que entrevisté a 123 personas (82% de ellas enamoradas o comprometidas), de distintas edades y géneros, y en la que recogí resultados bastante interesantes. ¡Qué mejor que escuchar la historia de 101 personas enamoradas!

imagen-1-muestra-123-casos-1

El día a día enamora

El 47% de los encuestados conoció a su pareja en el colegio, la universidad o en su centro de trabajo, y pasó primero se ser compañer@, a ser amig@, y luego a entablar una relación de amor con la otra persona. Y es que en estos espacios cotidianos pasamos casi más de un tercio de nuestra vida diaria y solemos sortear un sinfín de relaciones interpersonales -con nuestros jefes, colegas, maestros, compañeros, clientes-, etc.

“Nos conocimos en el trabajo. Durante un año fuimos tan solo colegas, pero gracias a la labor que realizábamos, teníamos bastante confianza y comunicación entre nosotros. Pasado el año, comencé a verlo con otros ojos, y en las reuniones de amistades en común, nos buscábamos para conversar; además, salíamos a comer y él me acompañaba a la universidad. Cada vez compartíamos más tiempo y descubrimos que cada uno quería estar al lado del otro. Un abrazo fue el comienzo del sí”. (Sofía, 25 años)

imagen-2-_-donde-se-conocieron

El día a día –la cotidianeidad– genera el ambiente propicio para que dos personas se conozcan y compartan detalles juntos: los almuerzos de cumpleaños, las fiestas laborales, los grupos de estudios, la cafetería, etc. La industria cinematográfica nos ha mostrado ejemplos muy claros de famosas parejas que se conocieron en el trabajo, como Robert Pattinson y Kristen Stewart que se enamoraron rodando la película “Crepúsculo”, o el dúo clásico entre Brad Pitt y Angelina Jolie, una pareja cuyo amor nació interpretando a unos esposos en la película “Sr. y Sra. Smith” y la ficción se volvió realidad.

No obstante, un 33% de los encuestados conoció a esa persona especial en una reunión o fiesta de amigos, mientras que un 7% en una discoteca o un bar. Una bonita sonrisa, una mirada cómplice, o la invitación a bailar, puede ser el inicio de una relación afectiva. Cupido puede flechar un corazón en un instante, pero mantener esa ilusión dependerá también de las acciones positivas que se desarrollen después.

“Nos conocimos en un karaoke, nos flechamos con las miradas, empezamos a salir a la semana, luego de tres meses decidimos ser enamorados y desde ese entonces compartimos momentos como si siempre hubiésemos sido una familia”. (Adrián, 30)

¿Cómo llamo la atención de esa persona especial?

Un 47% de los hombres señala que lo que les llamó la atención de su actual pareja fue la buena comunicación y empatía que entablaron con ella; hombres (44%) y mujeres (56%) coindicen en que la personalidad y el carácter fueron factores claves para ser impactados por sus actuales parejas. Es importante gestionar eficientemente una marca personal, que impacte y comunique lo que mejor somos, para alcanzar el éxito en nuestras relaciones de todo tipo (amical, laboral, sentimental, familiar, etc.). Preguntarnos, quién somos, cómo somos, qué cualidades tenemos es un primer paso para saber cómo nos va a ver esa persona a la que queremos tratar de forma especial.

“Tuvo detalles que antes nadie había tenido conmigo. Por ejemplo, recuerdo que en una ocasión, como es ingeniero, me ayudó una semana entera con mi proyecto de matemáticas, amaneciéndose conmigo hasta que comprendiera el tema perfectamente y poder obtener una buena nota en mi presentación final. También, me apoyó trasladando en su camioneta a mi sobrino recién operado del hospital, incluso pidiendo permiso en el trabajo. Detalles así significaron mucho para mí”. (Ana, 30 años)

imagen-3-_-que-te-llamo-la-atencion_mujeres1

imagen-3-_-que-te-llamo-la-atencion1

Hay una marcada diferencia entre hombres y mujeres con respecto al físico, ellos (34%) lo consideran una variable bastante importante para sentirse atraídos por una persona especial; mientras que ellas (9%) le dan una menor valoración y resaltan más a la personalidad y el carácter (56%). Es decir, para las mujeres vale más un hombre promedio educado, que un “cavernícola” atractivo.

Pero más allá del físico, ambos géneros le dan más prioridad a la buena comunicación y los detalles. Entonces, si para cautivar a la persona especial, los hombres nos preocupamos de vernos bien, peinarnos y perfumarnos, y las mujeres buscan estar lo mejor maquilladas; la misma diligencia la debemos tener por saber qué estamos haciendo para mantener ese primer impacto. Quizá te preguntes, ¿qué detalles debo tener con esa persona que quiero cortejar?, sin embargo, lo que debes preguntarte es, ¿conozco qué le gusta realmente a esa persona?

A veces, podemos comprar un regalo de muy alto precio –un anillo de diamantes, un ramo de rosas rojas, un peluche gigante, etc.– y recibir un simple gracias sin emoción de nuestra pareja. En el marketing, esa es una inversión que no da los resultados esperados. No importa el precio del obsequio, lo importante es saber si ese obsequio va a satisfacer las expectativas de esa persona a quien cortejo, por eso para ello primero debo conocerla.

“Averiguó qué me gustaba y qué no, o qué me hacía sentir bien y qué no, y siempre buscaba robarme una sonrisa”. (Adriana, 23 años)

Como en el marketing de servicios, es importante en toda relación conocer a nuestro cliente-clave, en este caso nuestra pareja. Y es que el amor necesita ser alimentado, y en cada detalle –un ‘buen día amor’, una rosa, un beso, una mail, un whatsapp, una carta, una tarjeta, etc.– tu pareja no ve solo un regalo, sino una señal que le indica claramente que ella o él está en tu mente y en tu corazón. Tu primer paso debe ser descubrir esos detalles que le agradan a tu pareja y, luego, sorprenderl@ con ellos.

¿Y cómo mantener encendida esa chispa del enamoramiento?

¿Le has preguntado a tu pareja cómo le fue en el trabajo? ¿Sabes qué proyecto profesional quiere emprender ahora? El 24% de los encuestados consideró que la constante preocupación de su pareja por saber qué le está pasando conserva vivo el enamoramiento. Pero, también es importante la confianza para contarse las cosas (19%) y ser considerado el mejor amig@ (19%).

“Es mi compañero, amigo, comprensivo en todos los aspectos y eso suma a que seamos muy unidos, la confianza de ambas partes es el pilar de nuestra relación”. (Sandra, 35 años)

imagen-4-_-que-accion-d-tu-pareja-conserva

Los detalles endulzan la relación, pero si no le prestas esa atención debida a tu pareja, no hay confianza con ella, y no la consideras como tu mejor amig@, de nada te servirán. Cada cierto tiempo sería ideal evaluar la relación con nuestra pareja a través de un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas): ¿qué nos une y consolida?; ¿qué oportunidades se nos presentan para crecer en el amor?; ¿qué nos hace discutir?; ¿qué pondría en peligro nuestra relación?; y ¿cómo nos vemos de aquí a cinco años?

Me irrita que ella/él sea…

Para el 22% de los hombres encuestados, la principal característica que no tolera de su pareja es la impuntualidad, seguida del carácter fuerte (16%) y el creer siempre que ella tiene la razón (16%); mientras que el 25% de las mujeres encuestadas considera que el desorden es una de las principales acciones de su pareja que le genera mayor malestar, seguido del carácter fuerte (13%) y el desinterés (13%).

imagen-5-_-que-accion-d-tu-parejano-toleras-hombres

imagen-5-_-que-accion-d-tu-parejano-toleras-mujeres

La percepción de las mujeres es que los hombres son principalmente desordenados y eso las irrita, mientras que para los hombres, las mujeres son impuntuales. ¿Qué importante es darnos cuenta de esto? Pues así, podemos mejorar en estos aspectos para sorprender a nuestras parejas.

¿El amor soporta todo?

“El compromiso significa poner al otro como prioridad en tu vida. Estar presente en las buenas y en las malas. Querer siempre el bienestar del otro. No significa negociar sobre lo que somos, o dejar de ser uno mismo, sino involucrar al otro como parte importante de tu vida, y viceversa”. (Roberto, 38)

Llegar al compromiso en una relación significa decidir unir dos vidas para ir por un mismo camino. Un 68% de los encuestados piensa algún día oficializar la relación legalmente a través del matrimonio, considerando esta decisión como una muestra de madurez en el amor.

imagen-6-_-te-interesaria-pasar-a-otro-nivel

Muchos han vibrado con la historia de amor que nos presentó la película Bajo la misma estrella sobre dos jóvenes adolescentes que se enamoran afrontando la misma enfermedad –el cáncer– y cuyo enamoramiento vence toda adversidad para dar todo de sí por esa relación, sin importarles que la muerte los asecha. Llegar a ese nivel de amor es el ideal de la mayoría, pero muchas veces no sabemos cómo gestionar nuestra relación para llegar hasta ese punto y, poco a poco, sin darnos cuenta terminamos minando el amor. Por ello, siempre debemos pensar más en la relación y no en la situación.

imagen-6-_le-serias-infiel

Si bien, el 90% asegura que no le sería infiel a su pareja, un 82% no perdonaría una infidelidad, lo que nos indica que queda lejos esa imagen del “amor hasta el extremo” hasta llegar a perdonar una traición. Sin embargo, para un considerable 18% el amor perdona todo y hasta una infidelidad se puede superar, siempre que la crisis de pareja sea bien gestionada.

imagen-7-_lo-perdonarias1

Entonces, en el ciclo de la relación clave con esa persona especial (Cortejo – Enamoramiento – Proposición – Matrimonio – Luna de Miel – Autosuficiencia – Ruptura – Divorcio), a través de este texto hemos desarrollado la etapa del Cortejo y el Enamoramiento. En un próximo artículo, trataré sobre la etapa de la Proposición.

Ficha Técnica
Objetivo del estudio:
Conocer la percepción sobre el enamoramiento
Universo: Hombres y mujeres entre 25 a 42 años.
Muestra: 123 entrevistados, hombres y mujeres entre 25 a 42 años, de los niveles socioeconómicos A, B, C y D. Margen de error +/-8.8%, con un nivel de confiabilidad al 90%.
Ámbito: Lima Metropolitana.
Técnica: Encuesta Personal.
Campo: Del 15 de setiembre al 15 de octubre de 2014.
Supervisado por: GRM Global Research Marketing.

___________________________________________________________________

Artículo
Dr. Javier Alva García
Profesor de la Escuela de Postgrado de la Universidad San Ignacio de Loyola
Especialista en Marketing Educativo, Relacional y Personal
Coach Ontológico – Certificado por Newfield Network

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *