Malcolm Gladwell – Monólogo

CompatirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn


Malcolm Gladwell, autor del bestseller La clave del éxito, nos cuenta una interesante historia dentro de la industria de los alimentos, a partir de las reflexiones de Howard Moscowitz, famosopsicofísico que planteó un concepto innovador sobre la naturaleza de la elección y la felicidad, que modificó radicalmente la industria de los alimentos.

En su monólogo, Gladwell nos habla de la experiencia de Howard Moskowitz en su proceso de desarrollo de una salsa de espagueti “perfecta” para Prego, un gigante de la industria de alimentos. Durante sus estudios, tuvo muchos problemas para encontrar un porcentaje significativo que le otorgara la fórmula para preparar una salsa de espagueti que guste a todos por igual.

En el transcurso de sus estudios de interpretación sobre algunas marcas alimenticias del competitivo mercado norteamericano y, tras una serie de experimentos frustrados sobre el grado de dulzura idóneo para Pepsi Light, Moskowitz llegó a una conclusión, que marcó un hito en su vida profesional:

“No existe la Pepsi perfecta. Solo existen las Pepsis perfectas”.

Según esta nueva conclusión, aunque para los fabricantes de las industrias alimentarias era más importante crear un producto que guste a todos por igual, la tesis de Moscowitz demostró lo contrario; ya que durante el tiempo que trabajó para Prego, elaboró más de 45 variedades de salsa de espagueti, y, en ellas, exploró todas las formas imaginables para producir salsa de tomate, por niveles de dulzura, acidez, consistencia, con sólidos visibles, etc. Es así que Moskowitz fue jugando con la composición de los alimentos hasta constituir el concepto clave que lo inmortalizó en el mundo de la alimentación: Bliss Point o Punto de la Felicidad.

¿Qué podemos concluir al respecto? Que no existe una receta perfecta para todos. Cada uno de nosotros tenemos una experiencia y modos particulares de percibir; lo cual nos vuelve diversos y selectivos al momento de elegir aquello que nos gusta. En este sentido, abrazar esta diversidad nos puede acercar más al Punto de la Felicidad.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *